Érase una vez...

Mercat de Sant Antoni:
el después del después

El pasado jueves 23 de mayo, día en que se cumplía un año de la reapertura del Mercat de Sant Antoni, inauguramos con el fotógrafo Asier Rua la exposición Antes (y después) y después. Con las imágenes, Asier ha querido reflejar la rehabilitación del emblemático edificio intentando completar el relato de 8 años de obras que los vecinos y vecinas del barrio solo podían imaginar o escuchar desde las vallas. «Lo que me interesaba de este proyecto era aprovechar que el edificio estaba en construcción para precisamente hacer un ejercicio a la inversa: deconstruirlo y separarlo en todas sus piezas para ver cuál era el potencial transformador de cada una de ellas.»

Durante el acto, contamos con la presencia de Nicolás Markuerkiaga, arquitecto cercano al equipo de Ravetllat/Ribas, encargado de la rehabilitación del edificio, y el presidente de la Asociación de Comerciantes de Sant Antoni, Vicenç Gasca. En la charla, Nicolás destacó cómo a pesar de la complejidad de la obra, de la larga duración de los trabajos y de los cambios profundos acometidos, el equipo de arquitectos ha logrado, de algún modo, no romper el vínculo que el edificio mantenía con el barrio. Preservar ese delicado equilibrio que hace que las personas se identifiquen con los lugares. Y eso se ha conseguido, en buena parte, porque el vecindario continúa reconociéndose en el edificio renovado y en los espacios públicos que lo circundan; que han vuelto a cobrar vida de forma natural, espontánea. Es en parte la magia de la arquitectura, que en realidad empieza cuando el equipo de arquitectos y arquitectas se van. Y también es el «después» que le interesa a Asier, que ahora abre una nueva fase del proyecto entrevistando a usuarios y comerciantes sobre cómo ha impactado la reapertura en sus vidas y negocios. El proceso de rehabilitación fue complejo y muy largo, como recordó Vicenç, aunque en cualquier caso ha valido la pena. «Nuestro mercado no se ha convertido en una atracción turística, conserva toda su identidad y funcionalidad y vuelve a ser, tanto tiempo después, el centro neurálgico del barrio.»

Asier Rua accedió a esta obra, de dimensiones colosales, sin prejuicios, sin dejarse  impresionar, sin querer ahondar demasiado en lo que pasaba, sin atenerse a la literalidad. Observó atentamente desde la distancia, buscando geometrías, coincidencias, contrastes, reflejos, texturas, ironías.  Se aproximó al ceremonial de la construcción, tan febril, a veces absurdo y caótico, de un modo calmado, sutil y poético. Sacó los elementos de contexto y jugó con la ambigüedad, componiendo con ello un lenguaje propio, una nueva narración de lo que allí ocurría.

La idea principal de Asier fue también compartir el proyecto con los vecinos y vecinas del barrio, para lo que publicó un periódico que reunía casi un centenar de las imágenes realizadas durante las obras y que repartió en el día de la inauguración del Mercat. En 45 minutos repartió gratuitamente casi 1.000 ejemplares. Ahora el resto de la publicación se pude adquirir durante la exposición a un coste de 10€.


Laura González Palacios

Laura González Palacios

Periodista de formación, artista por vocación y chamana en ciernes. Voy en bici, hablo dormida y vivo en Chiquita Room.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de arte y creación contemporánea que desarrolla su actividad como galería, residencia para artistas, productora y comisaria de proyectos, editorial de libros de artista y escuela de inspiración.

Situado en el barrio de Sant Antoni de Barcelona, está enfocado en el trabajo interdisciplinar y colectivo, con la voluntad de apoyar el talento local e internacional y con un profundo compromiso de escucha para fomentar el potencial creativo de personas y grupos.


Villarroel, 25 - 08011 Barcelona    +34 93 146 68 75   hola@chiquitaroom.com